Redacción/La Opinión de México

Ciudad de México.-Tras los reclamos de organizaciones feministas por la nominación de Félix Salgado Macedonio como candidato a la gubernatura de Guerrero por Morena, la diputada Martha Tagle señaló que para López Obrador las denuncias de violencia de las mujeres no tienen importancia, no les cree, lo único que lo mueve es su pacto con Félix Salgado y quiere hacerlo gobernador.

Las organizaciones feministas señalaron que un gobierno que se atreve a presumir una «política exterior feminista» y se autonombra el «más feminista de los gobiernos», apoya la candidatura de un violador.

Con el voto mayoritario quieren imponer la violencia de género desde el poder.

Sin embargo, para López Obrador los votos van por encima de las leyes, traicionando a las mujeres y se pronunció acerca de la campaña “Rompe el Pacto”, en la que colectivos, personalidades y mujeres pidieron detener la candidatura de Félix Salgado Macedonio, al que defendió asegurando que corresponde al pueblo de Guerrero y a las autoridades competentes sentenciar el caso.

Advirtió nuevamente que en tiempos de elecciones estos sucesos se ven constantemente, en una especie de “linchamiento mediático”, y pidió tenerle confianza al pueblo de México.

Recordó que estas campañas, impulsadas muchas veces por el feminismo o las mujeres, son para hacerle oposición al gobierno y desacreditarlo, más no por los derechos de las mujeres, y finalmente sentenció: “Vamos a llamar a las cosas por su nombre y cuestionar todo lo que escuchamos”.

López Obrador, dijo que las mujeres que acusan de violación al candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, tienen el mismo derecho a expresarse, que quienes apoyan al senador con licencia.

Fue cuestionado durante su conferencia mañanera sobre la campaña en redes sociales, en la que mujeres y diversas organizaciones le pidieron al mandatario “romper con el pacto patriarcal” y retirar la candidatura a Salgado Macedonio, tras la denuncia de Basilia Castañeda, quien lo señaló por una presunta agresión sexual cuando ella era menor de edad.

Así respondió López Obrador: «No le quiero quitar valor a la denuncia, todo mundo tiene derecho a expresarse, este es un país libre.

Las respeto mucho y ya expliqué que esto corresponde al pueblo de Guerrero. Pero vamos a llamar a las cosas por su nombre; siempre hay que preguntarse ¿Y de parte de quién? (…) ¡Ya chole con las campañas mediáticas!”.

Lo que sí es un hecho es que México acumuló 940 feminicidios, además, suman 2,647 homicidios dolosos contra mujeres a nivel nacional en 2020, de acuerdo con los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Sin embargo, el colectivo de organizaciones #NosVanAVerJuntas, asevera que en México, cada día son asesinadas 10 mujeres, por lo que la cifra al cierre de 2020 es de 3 mil 650 feminicidios.

“Vivimos en un contexto grave de violencia contra las mujeres y de agudización del feminicidio, en donde las propias autoridades federales han declarado Alerta de Violencia de Género en 59% del territorio nacional”.

Los feminicidios están rodeados, además, de una falta de reconocimiento a la dignidad de las víctimas y sus familias, la cual se manifiesta a través de cuestionamientos, descalificaciones, falta de acceso a información y filtración de datos.

Muchos de los discursos o imágenes que se difunden en los medios de comunicación promueven la estigmatización de las mujeres y niñas que han sido asesinadas, fomentando la reproducción de estereotipos e incluso culpabilizándolas de su propia muerte. Esto genera una múltiple victimización, agresiones e impactos negativos en las emociones y salud de familias enteras.

«Vemos mucho enojo y rabia de las familias, de los movimientos feministas y las defensoras de derechos humanos. Hay una indignación por no encontrar respuesta de las autoridades y el daño no solamente afecta a las familias sino lastima el tejido social y a la sociedad».

A contracorriente de las abultadas cifras de homicidios de mujeres -muchos de los cuales no son catalogados como feminicidios-, los desaires del gobierno de la Cuarta Transformación y los recortes a programas sociales, las colectivas de mujeres siguen luchando por visibilizar la violencia de género. Y aunque exponen las fallas estructurales –lo que también general violencia, dicen–, el presidente Andrés Manuel López Obrador se niega a escucharlas.

Durante la conferencia mañanera del martes 24 de noviembre del año pasado, López Obrador recibió de manos de la periodista Soledad Jarquín Edgar una memoria USB con 18 mil firmas recabadas en Change.org y un certificado de la autenticidad de las mismas, recabadas durante 40 días, firmado por el director de la plataforma Alberto Herrera.

Esas firmas respaldan la solicitud “¡Alto a los feminicidios en México!”, impulsada por la colectiva de organizaciones #NosVanAVerJuntas.

Jarquín fue la comisionada de la colectiva para entregar la petición al presidente López Obrador, no sólo por su acceso al mandatario en tanto periodista, sino también por ser madre de María del Sol Cruz Jarquín, una de las 16 mil 573 mujeres asesinadas en México entre enero de 2015 y el 31 de octubre de 2020, según el registro del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). De ese universo, 7 mil 329 perdieron la vida en la actual administración (44.22%).

Del total de muertes violentas de mujeres ocurridas entre 2015 y octubre de este año, 4 mil 364 casos fueron clasificados como feminicidios, mil 812 ocurridos del 1 de diciembre de 2018 al 31 de octubre pasado.

Jarquín no dudó en realizar los trámites en la Presidencia para acceder a la conferencia de prensa, como parte de su activismo en la visibilización del problema en el que ella misma se encuentra inmersa, y hablar de la resistencia de las fiscalías para procesar los asesinatos de mujeres como feminicidios.

Tras la entrega, Jarquín y algunas madres de víctimas que la esperaban a las puertas de Palacio Nacional, por instrucciones de López Obrador, fueron recibidas por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Fabiola Alanís Sámano, para exponer sus casos.

«La conclusión a la que se llegan después de escucharnos es que el problema empieza en las fiscalías, que no investigan, no hay necropsias adecuadas, no hay peritajes, hay casos que son visiblemente feminicidios y los clasifican como suicidios. Hay una negativa –‘política, digo yo’– a reconocer los feminicidios”, dijo Soledad Jarquín.

Colaboradora del portal Servicio Especial de la Mujer (SEM México), y especializada en temas sociales desde hace más de 25 años, Jarquín sostiene que después de la muerte de su hija –el 2 de junio de 2018, en el contexto del proceso electoral en Juchitán, Oaxaca– se ha dedicado a visibilizar los feminicidios a través de su tarea periodística.

Lo que ha encontrado en el seguimiento de al menos 15 casos, dice, es que “son copia y pega de muchos otros casos, en el país y en América Latina, en los que no hay justicia para las mujeres”.

FEMINISTAS CONTRA FÉLIX SALGADO

En una audiencia revictimizadora, desaseada y poco seria, compareció Basilia Castañeda Maciel, durante más de tres horas, para rendir su testimonio sobre la violación sexual de que fue objeto por el senador con licencia Félix Salgado Macedonio, ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, sin medidas de protección y sin temor, dijo la víctima, fue a dar la cara y no miente.

Ni uno solo de los comisionados de Honestidad y Justicia estuvo en la audiencia, sólo personal administrativo, en una sede alterna y que dio la voz a los abogados del ahora candidato de Morena, considerado como muy poderoso. Todo ello puede significar que Morena solo este simulando.

Basilia Castañeda Maciel, dijo al salir, en conferencia de prensa, que responsabiliza al presidente Andrés Manuel López Obrador de su integridad -tiene miedo- y le pidió: “Que sea serio, que se ponga en el lugar de las víctimas”, que no proteja a un violador y anunció que llegará a las últimas consecuencias, pensando en todas las mujeres que ya no están; dijo que Salgado Macedonio está protegido por todas las autoridades, y ella, si llega al gobierno Salgado Macedonio, tendrá que exiliarse.

En la audiencia, Basilia estuvo acompañada por 9 abogadas y una psicóloga, ahí, se quiso evadir, que se trata de un asunto donde se analizan probables delitos, que Morena no toma seriamente sostuvo la jurista Patricia Olamendi Torres, quien informó se interpondrán quejas ante el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por el comportamiento del partido oficial en este caso.

MUJERES DE MORENA SE INDIGNARON POR EL REGISTRO

Paralelamente mujeres militantes y simpatizantes de Morena afirmaron que con indignación y desconcierto se recibe la noticia de que en el Comité Ejecutivo Estatal de Morena en Guerrero registró a Félix Salgado Macedonio como candidato al Gobierno del Estado por parte de Morena, sin que al momento se haya emitido resolución alguna de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia.

Reiteraron su solicitud a esa la dirigencia nacional de Morena una posición clara y certera y urgieron a que la Comisión de Honor y de Justicia, en su resolución se ponga del lado de la historia, del lado de las víctimas, de lado de las mujeres y del lado de la justicia para no permitir que un personaje con múltiples acusaciones de violencias sea candidato de Morena a ningún puesto de elección popular.

En el manifiesto presentado por el colectivo se recuerda que el 30 de diciembre el presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, anunció que el senador con licencia Félix Salgado Macedonio será el único precandidato a gobernador de ese partido por el estado de Guerrero.

No obstante que, en diciembre, mes en el que se habría llevado la encuesta para elegir al candidato, a través de redes sociales y medios de comunicación filtraron el expediente que contenía una carpeta de investigación por el delito de violación en contra del senador con licencia Félix salgado Macedonio, situación que vulneró la identidad y seguridad de una de las víctimas.

En el mismo orden de ideas, en el documento se menciona, que el pasado 8 de enero, en su conferencia matutina, el propio presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, en un hecho sin precedentes, respaldó su precandidatura argumentando que son situaciones “partidistas y producto de la temporada” sin tomar en consideración que aún se encuentra vigente la denuncia por VIOLACIÓN realizada en el 2016 y ratificada en el 2017 así como una queja de acoso que data del año 2007.

Aseguran que son mujeres organizadas, indignadas y llenas de rabia y buscan la justicia ante tanta impunidad en una sociedad misógina y feminicida.

MUJERES DE MORENA SE POSICIONAN

Encabezadas por la diputada, presidenta de la comisión de igualdad de la Cámara de la Paridad, Wendy Briseño Zuloaga, señala que al conocerse la ratificación de la candidatura de Salgado Macedonio, sucede a pesar de que la Comisión de Honestidad y Justicia del Partido aún no ha resuelto la viabilidad de su registro; no obstante, las acusaciones en su contra por violencias sexual y de género.

Indignadas en un posicionamiento firmado por militantes, simpatizantes, legisladoras, funcionarias y diversos liderazgos de mujeres de Morena recordaron que se han movilizado a través de múltiples llamados: cartas a la dirigencia nacional del partido, secretaría, así como órganos internos de decisión y un Punto de Acuerdo presentado por las diputadas de Morena, Silvia Lorena Villavicencio Ayala, María Wendy Briceño Zuloaga, Rocío del Pilar Villarauz Martínez y Laura Imelda Pérez Segura.

En la primera carta, fechada el 6 de enero del presente año, y dirigida a Lic. Mario Delgado Carrillo, Presidente Nacional de Morena, y Lic. Citlalli Hernández Mora, Secretaria General de Morena, se expresaba la preocupación e indignación de que a pesar de que existen acusaciones y denuncias en contra del Senador Félix Salgado, las cuales han sido documentadas, se le haya permitido participar en el referido proceso de selección, y posteriormente beneficiado en los resultados de la encuesta realizada. Y se les señalaba que “Resulta necesario que nuestros órganos partidistas revisen esta decisión con base en los antecedentes señalados, y se aclare y dilucide esta grave situación”.

La carta estaba firmada por decenas de legisladoras, funcionarias y liderazgos de mujeres de Morena.

El 21 de enero, desde la Comisión de Igualdad de Género, presidida por la Diputada Wendy Briceño Zuloaga, se emitió un pronunciamiento sobre la obligación electoral de los partidos a cumplir con el 3 de 3, y llamado a la Fiscalía de Guerrero respecto al caso de Félix Salgado Macedonio.

En dicho pronunciamiento se asentaba que el resultado de la encuesta que mostraba a Félix Salgado Macedonio como favorito a la candidatura al gobierno del estado de Guerrero por parte de Morena y la coalición a formarse, contraviene disposiciones electorales como la 3 de 3 contra la violencia, pues el precandidato ha sido señalado como presunto responsable en un caso judicializado de violación contra una mujer y sobre el cual se han hecho múltiples reseñas por distintos medios.

El 1 de febrero, cientos de mujeres militantes y simpatizantes de Morena firmaron una carta pública dirigida a Mario Delgado Carrillo, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional; Citlalli Hernández Mora, Secretaria General; Alejandro Peña Villa, Senador de la República; Esther Gómez Ramírez, Secretaria de la Diversidad Sexual; Carlos Evangelista Aniceto, Secretario de Combate a la Corrupción del CEN; e integrantes de la Comisión Nacional de Elecciones de Morena, a quienes se les solicitaba garantizar el respaldo a las víctimas y demostrar con acciones lo que sostenemos en dichos, “Justo en esta época la 4ª transformación da la confianza para buscar justicia.

Nuestro interés como mujeres de Morena es la dignidad de la gente, la justicia para las víctimas, refrendar la confianza ciudadana cerrando la posibilidad de perpetuar a personajes turbios, como lo hicieron durante años muchos partidos. Por esto en Morena somos diferentes en un ejercicio distinto de la política”.

Asimismo, el 10 de febrero, quedó registrado el Punto de Acuerdo , en el que se exhorta a la Fiscalía del Estado de Guerrero para que concluya a la brevedad el estudio y análisis jurídico por parte de la Dirección General Jurídico Consultiva, respecto de la carpeta de investigación radicada con el número 1203027010000202017, para que se determine la procedencia o no de la acción penal; así como a llevar a cabo una investigación exhaustiva para aclarar y en su caso fincar responsabilidades a los servidores públicos de esa Fiscalía y de cualquier otra instancia, por las omisiones que pudieran existir en la integración y sustracción de las carpetas de investigación relacionadas con las denuncias por violación que existen en contra del Senador con licencia Félix Salgado Macedonio.

El exhorto también se dirige a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para que inicien una queja de oficio e investiguen presuntas violaciones a derechos humanos en el caso de la periodista víctima de la presunta agresión del Senador Félix Salgado Macedonio, y de otros casos que resultaren, por las omisiones de las autoridades encargadas de la procuración de justicia en el estado de Guerrero.

Con indignación y desconcierto se recibe la noticia de que en el Comité Ejecutivo Estatal de Morena en Guerrero ya quedó registrado Félix Salgado Macedonio como candidato al Gobierno del Estado por parte de Morena, sin que al momento se haya emitido resolución alguna de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia.

Ante ello solicitamos una posición clara y certera de la dirigencia nacional del partido y la resolución de la Comisión de Honor y de Justicia, con el llamado reiterado a ponerse del lado de la historia, del lado de las víctimas, de lado de las mujeres y del lado de la justicia para no permitir que un personaje con múltiples acusaciones de violencias sea candidato de Morena a ningún puesto de elección popular.

Dejar respuesta