Redacción/ Sol Quintana Roo / Sol Yucatán/ Sol Campeche/ La Opinión de México

QUINTA DE SIETE PARTES

Llegaría después el priísta Fausto Vallejo Figueroa, un político y abogado michoacano que ya había ocupado distintos cargos en el gobierno estatal e incluso había sido Senador.

En cuanto tomó posesión, el 15 de febrero de 2012, comenzaron los rumores de sus vínculos con narcotraficantes y a la par, su salud se vio diezmada. La inseguridad llegó a los niveles más altos con enfrentamientos entre los cárteles y el levantamiento de las autodefensas, grupos de ciudadanos que tomaron las armas para defenderse, aunque con infiltrados del crimen organizado.

En junio de 2014, fue a dado a conocer un video en el que Rodrigo Vallejo Mora, “El Gerber”, hijo del Gobernador, aparecía en una reunión con Servando Gómez, “La Tuta”, en la que supuestamente analizaban la situación del estado.

Las imágenes mostraban al Gerber tranquilo y bebiendo cerveza. “La Tuta aseguraba que el diputado federal priista, Alfredo Anaya Gudiño, lo buscó para explorar la posibilidad de ser gobernador interino debido a que Fausto Vallejo se encontraba muy enfermo.

Tras la revelación del video, la renuncia del Gobernador llegó 5 días después, argumentando problemas de salud.

Sin embargo, documentación confidencial de seguridad pública e inteligencia militar, revelaban que Rodrigo Vallejo trabajaba ya para distintos grupos criminales de Michoacán desde muy joven, pero cobró mayor importancia cuando su padre ganó la gubernatura.

Según los reportes; “Vallejo Mora es y fue utilizado por sus vínculos políticos para lograr los objetivos del grupo criminal (Templarios) tanto en tráfico de influencias como en acercamientos con la clase política que arribaría al gobierno michoacano, encabezado por Fausto Vallejo Figueroa”.

“El Gerber” aparecía en la estructura de las organizaciones criminales de “La Empresa”, La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios, en las que realizaba un papel importante para el lavado de dinero y como intermediario con empresarios, comerciantes y políticos.

Rodrigo Vallejo tenía tres responsabilidades con “Los Caballeros Templarios”: El “cobro de piso y protección de bares y discotecas de Morelia; el tráfico de influencias a fin de facilitar “los trámites correspondientes para pagos”, así como “otorgar nuevos permisos y modificar adeudos al municipio”, así como realizar la “verificación y control de bares y restaurantes para el lavado de dinero”.

Con esas evidencias, la Procuraduría General de la República detuvo ese mismo año a Rodrigo Vallejo, pero poco después fue liberado, luego de que un juez consideró que las autoridades habían violentado sus “garantías individuales” y le fijó una fianza de 7 mil pesos.

En 2015 se publicaron nuevos videos de Rodrigo con “La Tuta”. Vallejo Mora dijo que la reunión se llevó a cabo porque “La Tuta” lo amenazó con asesinarlo a él o a su hermano Fausto si no le reportaban recursos de los negocios que emprendían.

Vallejo Mora fue nuevamente capturado por el delito de delincuencia organizada y liberado en el mes de junio de ese año, aunque la Fiscalía no pudo demostrar su responsabilidad, sin embargo, fue nuevamente recapturado el 26 de enero de 2019 por delincuencia organizada y trasladado al Centro Federal de Readaptación Social Número 12 en Guanajuato.

TAMBIÉN LOS GOBERNADORES INTERINOS

Jesús Reyna García, secretario de Gobierno, tomó las riendas del estado como gobernador interino y en abril del 2014 se difundió un vídeo en el que aparecía en compañía de Servando Martínez por lo que fue apresado y recluido en el penal del Altiplano.

Fue acusado de delincuencia organizada y llevado al Centro de Reinserción Social (Cereso), David Franco Rodríguez (Mil Cumbres), de donde fue liberado cuatro años después, el 22 de diciembre de 2018.

Tras la captura de Reyna, asumió la gubernatura Salvador Jara Guerrero, quien pidió a los michoacanos tener confianza en sí mismos para resolver la problemática de violencia en la entidad, además de que sanearía las finanzas públicas.

Sin embargo, durante su mandato arreciaron los enfrentamientos entre las autodefensas y las policías comunitarias con el crimen organizado, lo que finalmente derivó en más choques violentos.

Dejar respuesta