*Impulsora Comercial Bluecaribe S.A. de C.V., es una de las empresas con las cuales la presidenta municipal de Solidaridad, Laura Esther Beristain Navarrete, pudo haber desviado más de 20 millones de pesos por servicios que nunca se realizaron

*La firma cambió de objeto y de razón social ante Registro Publico del Comercio el 14 de octubre de 2019, un mes después de que la familia Beristain Navarrete emprendiera el abordaje al palacio municipal de Solidaridad

Redacción/Sol Quintana Roo/ Sol Yucatán 

Playa del Carmen.- La empresa Impulsora Comercial Bluecaribe S.A. de C.V., es una de las empresas con las cuales la presidenta municipal de Solidaridad, Laura Esther Beristain Navarrete, pudo haber desviado más de 20 millones de pesos por servicios que nunca se realizaron.

Lo primero que llama poderosamente la atención es que después de más de una década de permanecer sin actividad, la empresa cambió de objeto social y de nomenclatura el 14 de octubre de 2019, un mes después de que la familia Beristain Navarrete emprendiera el abordaje al palacio municipal de Solidaridad.

En principio fue constituida el 6 de noviembre de 2013 como Piensa México Vacaciones S.A. de C.V., y era propiedad de Sergio Peña Flores y Liliana Frausto Crotte, ambos mexicanos.

La empresa tenía como objeto social el “diseño, instalación, promoción, desarrollo, administración, funcionamiento, explotación y operación de todo tipo de estructura para la promoción de productos y servicios en general.

Además, estaba dedicada a la organización, administración, operación, promoción, representación, difusión y explotación de todo tipo de evento público o privado, parques temáticos y de diversión, así como restaurantes, bares, discotecas, hoteles, moteles, condominios, tiendas, salas de espectáculos, centros nocturnos, complejos turísticos, centros de masajes, centros recreativos, de diversión y hospedaje.

También podía dedicase a la compra, venta, importación, exportación, distribución y comercialización de vinos, licores, refrescos, cervezas, alimentos naturales y procesados, materia prima, maquinaria y en general de todo tipo de mobiliario, equipo y mercancías, así como el establecimiento de tiendas y comercios de estos artículos.

Para octubre de 2019, apenas un mes después de que los Beristain Navarrete se apropiaran del palacio municipal, cambió de razón social a Impulsora Comercial Bluecaribe S.A. de C.V., y pasó a manos de Cinthya del Carmen Dávila Cancino, pero su objeto social dio un giro de 180 grados.

A partir de la llegada de los Beristain la empresa, según el Registro Público de la Propiedad y Comercio, el objeto social es de “participar en todo tipo de licitaciones públicas, privadas y/o adjudicaciones, siendo estas últimas indistintamente del ámbito municipal, estatal y federal suscribiendo los respectivos documentos.

Asimismo, está dedicada a la presentación y explotación del servicio de autotransporte Federal de turismo, carga, pasaje, transporte privado de carga y personas, grúas de arrastre, arrastre y salvamento de vehículos, depósito de vehículos, carga especializada, centros de verificación de humos y físico mecánicas, centros de capacitación de operadores para el autotransporte Federal en los caminos de jurisdicción Federal mediante los permisos y autorizaciones que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le otorguen a la sociedad.

Tan sólo en 2020, la Impulsora Comercial Bluecaribe S.A. de C.V., con registro federal de contribuyentesPMV131106QP4, obtuvo por lo menos nueve contratos que sumados alcanzan un total de más de 22 millones 770 mil 039 pesos.

La empresa obtuvo el año pasado el contrato DPM/AD/ADQ/017/2020 por un monto total de 9 millones 738 mil 948 pesos por la adquisición de treinta mil despensas para el programa emergente de apoyo alimentario frente a la emergencia sanitaria por Covid-19, en el municipio de Solidaridad.

También le fue adjudicado el contrato DPM/AD/ADQ/021/2020 por 3 millones 246 mil 316 pesos para la adquisición de diez mil despensas para el programa emergente de apoyo alimentario frente a la emergencia sanitaria covid-19, en el municipio de Solidaridad.

Además, le fue adjudicado de manera directa el contrato DPM/AD/ADQ/010/2020 por la misma cantidad, es decir de 3 millones 246 mil 316 pesos para la adquisición de otras diez mil despensas para las familias del municipio de Solidaridad que se encuentran afectadas y en necesidad de alimentación, salud y protección para la emergencia sanitaria covid-19.

En febrero de 2020, la Impulsora Comercial Bluecaribe, S.A. de C.V., obtuvo el contrato DPM/AD/SER/013/2020 por un monto total de 1 millón 273 mil 606 pesos con 40 centavos por el Servicio integral de escenografía y decoración, en el marco de las festividades del carnaval del mundo 2020.

Por medio de la adjudicación directa, la Impulsora Comercial Bluecaribe S.A. de C.V., recibió en diciembre de 2020 el contrato DPM/AD/ADQ/007/2020 por un monto total de 2 millones 942 mil 757 pesos con 20 centavos por la adquisición de material de limpieza.

En diciembre de 2020 la empresa de Cintya del Carmen Dávila Cancino fue beneficiada con el contrato DPM/ICTP/ADQ/009/2020 por un monto de 1 millón 231mil 134 pesos con 8 centavos por la adquisición de pintura, accesorios y sus derivados.

En octubre de 2020 le fue adjudicado el contrato DPM/AD/ADQ/035/2020 por un monto de 250 mil pesos por la adquisición de insumos para el «Huracán Delta»; otro de los contratos sospechosos fue el numero DPM/ICTP/ADQ/004/2020 por un monto de 491 mil 117pesos con 63 centavos por la adquisición de insumos de pintura para llevar a cabo el «programa de mejoramiento a la vivienda».

Y también le fue adjudicado el contrato número ADQ/225/2019 por un monto de 599 mil 845 pesos con 74 centavos para la adquisición de regalos para las rifas en la celebración del «Día del policía».

 

Dejar respuesta