*Michoacán rebasó a Guanajuato en homicidios dolosos
*Para el SESNSP no hubo ninguna muerte violenta en BCS
*Fiscalías de los estados reportan 3 ejecuciones en ese estado

Redacción/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

Con un total de 2 mil 496 homicidios dolosos cerró el pasado mes de mayo, con lo que aumentó, aunque en un mínimo porcentaje, un 7 por ciento el número de muertes violentas, comparativamente con el pasado mes de abril en que se registraron 2 mil 341 asesinatos.

Por primera vez, en los 29 meses del actual régimen, Guanajuato dejó de ser el estado más violento, ya que registro 274 muertes, en tanto que en Michoacán se registraron 298, una escasa diferencia de 19 crímenes.

El promedio diario de asesinatos en el país, continúa siendo de 80, aunque con ligeras variantes, ya que el día que menor número de muertes se registró, fue el martes 35, con 64, a diferencia de los domingos 16 y 23 cuando se registraron 101 asesinatos, mientras que el viernes 14 la cifra se disparó hasta 107 en un día.

En cuanto a las entidades más violentas e inseguras la tendencia se mantuvo igual, ya que el Estado de México ocupó el tercer lugar, con 218 asesinatos, como en anteriores ocasiones; Jalisco, 201 y Zacatecas que se había sostenido como un estado si no seguro, sí con un número bajo de crímenes, registró 190 muertes violentas.

Le siguieron Chihuahua, 153; Baja California Norte, 134; la Ciudad de México, 101 y Quintana Roo, con 54.

De acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las entidades con menor número de homicidios dolosos fueron Aguascalientes, con 14 y Campeche con 5 y, según la institución, en Baja California Sur no se registró una sola muerte violenta durante todo el mes.

Contrariamente, conforme al informe de fiscalías de todo el país y de recopilaciones periodísticas, sí se registraron tres asesinatos en dicha entidad, dos en Los Cabos, los lunes 3 y 17 y el domingo 23 uno más en la ciudad de La Paz.

Asimismo, dentro del proceso y la jornada electoral la violencia no cesó y en el pasado mes de mayo, se registraron cinco asesinatos más con lo que el número de políticos victimados aumentó a 88.

En Michoacán, en una zona rural del municipio de Zamora, fueron descubiertos los cuerpos de cinco hombres asesinados y desmembrados. Los informes policiales indicaron que las extremidades estaban dentro de bolsas de plástico abandonadas en un camino de terracería.

Ese mismo día, tras el hallazgo, sujetos armados se apoderaron de tres vehículos y le prendieron fuego a dos e ellos en distintos puntos del municipio de Uruapan.

Igual número de cuerpos, torturados y con el tiro de gracia, fueron encontrados al día siguiente sobre la carretera Coyotepec-Huehuetoca, en el Estado de México. Se trató de tres hombres y dos mujeres, quienes presuntamente podrían haber sido víctimas de un ajuste de cuentas.

En la Ciudad de México, el domingo 2, asesinaron a balazos a una mujer y a sus dos hijas de 13 y 11 años de edad, en su departamento ubicado en la colonia Atlampa, alcaldía Cuauhtémoc. Las primeras investigaciones refieren que se trató de un posible ajuste de cuentas entre narcomenudistas. En el departamento se localizaron envoltorios con cocaína y mariguana.

José de Jesús Robledo, opositor a la minera Penmont, de Caborca, Sonora, y su esposa, fueron asesinados en Puerto Peñasco. Según activistas, los cuerpos de la pareja fueron hallados con un cartón en el que estaban escritos los nombres de otros ejidatarios que se oponen a la minera ubicada en la región norte de la entidad.

El sábado 1, fue amenazado de muerte el periodista Benjamín Morales Hernández, que cubría la fuente policiaca del portal electrónico Noticias Xooidnag. El domingo 2 fue “levantado” y el lunes 3 fue encontrado muerto en las inmediaciones del ejido Morelia, ubicado al norte del desierto de Sonora, entre Sonoyta. Presentaba varios impactos de arma de fuego.

Ese mismo día, dos cuerpos decapitados fueron hallados flotando en la bahía de Acapulco, Guerrero, mientras que las cabezas de las víctimas fueron abandonadas entre las calles Sonora y Artículo 27, en la colonia Progreso.

El miércoles 5, fue víctima de un atentado Blanca Mérari Tziu Muñoz, candidata a la Alcaldía de Puerto Morelos, Quintana Roo. Afortunadamente resultó ilesa.

Apenas el 24 de febrero pasado, su esposo Ignacio Sánchez Cordero, secretario de Desarrollo Social de Puerto Morelos, fue asesinado cuando se encontraba en un café, ubicado en la calle Caoba con Joaquín Zetina García, en compañía de varias personas.

Según testigos, un sujeto, como 30 años, vestido con pantalón de mezclilla y playera azul, entró al lugar pistola en mano y disparó contra el funcionario. Huyó sin que pudieran detenerlo.

Por si fueran pocos los embates del crimen organizado, el jueves 6 elementos de la Guardia Nacional atacaron por error a personal del Ministerio Público de la Fiscalía del estado de Sonora.

En la “confusión” perdió la vida José Ramón Reyes, secretario escribiente, mientras que su hermana Verónica, Ministerio Público especializada en Adolescentes, resultó herida.

La agresión se produjo sobre la brecha que conduce al ejido San Isidro, en Caborca. Tras los acontecimientos, la fiscal general de Sonora, Claudia Indira Contreras Córdova, lamentó el ataque contra los funcionarios de la dependencia y solicitó el apoyo de la Fiscalía General de la República para que se proporcione la información de quienes participaron en el ataque y se investigue con la debida diligencia.

El jueves 6 se conoció que en un lapso de 24 horas, entre la noche del miércoles y la madrugada del día siguiente, al menos siete personas fueron asesinadas: seis en Iguala y una más en Acapulco.

Por otra parte, al menos cinco personas fueron ejecutadas el viernes 7 en diversos puntos de Jiutepec y Cuernavaca, Morelos. Tres de los cadáveres fueron hallados en el interior de una de las unidades de transporte público. Uno de ellos fue colocado sobre una manta, mientras que otro cuerpo fue encontrado atado de pies y manos.

En Parral, Chihuahua, el comandante de la Agencia Estatal de Investigaciones, Luis Raúl Tarango, fue ejecutado cuando conducía una camioneta oficial. Se desplegó un operativo de seguimiento y búsqueda cuyos resultados fueron nulos.

El viernes 7 fue secuestrado en Pánuco, Veracruz, Rafael Higareda Barriga, líder de Todos por Veracruz. Uno de sus acompañantes intentó impedir el plagio y fue asesinado por los raptores.

En otra acción, ocurrida el sábado 8, dos agentes de la Fiscalía General de la República que tripulaban una camioneta blindada de traslados, fueron atacados a balazos en San Pedro Tlaquepaque. Los dos resultaron heridos. Durante los hechos, un menor de 14 años resultó con una herida de bala en el cráneo.

Cinco mujeres fueron asesinadas en diferentes hechos en el estado de Chihuahua y otras tres, fueron ultimadas en ese mismo lapso en Jalisco. Hasta el cierre de esta edición no se había integrado ninguna carpeta de investigación por feminicidio, todas por homicidio doloso.

En la comunidad El Capulín, municipio de Guanajuato, dos estudiantes de la Academia de Investigación Criminal fueron asesinados. Las víctimas eran agentes en proceso de formación que aún no estaban en funciones.

Según testigos, un auto les cerró el paso y los obligó a detenerse, pero como se negaron a descender del vehículo uno de los atacantes les disparó y los asesinó.

El equipo del candidato del PRI a la Alcaldía de Morelia, Michoacán, Guillermo Valencia Reyes, fue atacado a balazos en la Calle Planetas de la Colonia Cosmos. Valencia resultó ileso pero dos integrantes de su equipo resultaron heridos.

En Michoacán, el presidente estatal de Movimiento Ciudadano, Adrián Wences Carrasco, dijo que la candidata Olivia Azucena López Rogel se encuentra escondida debido a que fue amenazada por presuntos integrantes de la delincuencia organizada y que los aspirantes a la sindicatura y regidurías se vieron obligados a salir del municipio para preservar su integridad.

El viernes 7 desaparecieron los hermanos Ana Karen, de 24 años; José Alberto, 29 y Luis Ángel González Moreno de 34. La madrugada del domingo 9 aparecieron sin vida sobre el kilómetro 27 de la carretera a Colotlán, a la altura de la comunidad El Pueblito, municipio de San Cristóbal de la Barranca. Fueron sacados de su domicilio, en la colonia San Andrés Guadalajara, en Jalisco, por una decena de hombres armados y embozados.

En dicho estado, según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y no Localizadas, han sido denunciados 6 mil 458 casos de desaparición, de los cuales 4 mil 463 siguen desaparecidos, mil 620 fueron encontrados con vida y 375 ejecutados.

El Dia de las Madres, el lunes 10, el crimen organizado reapareció, pero no precisamente para sembrar la violencia y la muerte, sino para entregar regalos a las madrecitas.

El Cártel Jalisco Nueva Generación, en un desplante cínico y retador, arribó a los municipios de Atotonilco el Alto, la Barca y Jamay. En videos se aprecia a sujetos armados, vestidos con ropa negra con las siglas CJNG, al lado de camionetas cargadas con regalos.

Decenas de mujeres expresaron: «Gracias, señor Mencho».

El martes 11, fue secuestrada la ex diputada local priista en Veracruz Marina Garay, madre del alcalde de San Andrés Tuxtla, Octavio Perez Garay. El gobernador Cuitláhuac García confirmó el hecho y dijo que se desplegó un operativo para rescatarla.

Como en otros casos, no hubo resultados positivos.

El jueves 13, tras 20 días de campaña, el candidato a la alcaldía de Cajeme, Sonora, por Movimiento Ciudadano Abel Murrieta Gutiérrez fue asesinado cuando repartía volantes entre las calles Guerrero y California, en Ciudad Obregón. Recibiò 10 impactos de bala.

El Partido Encuentro Solidario en Veracruz, denunció que Joel Méndez López, candidato a la Alcaldía de Tezonapa, fue víctima de un intento de privación de la libertad mientras realizaba un recorrido. Se desconoce de dónde provino la agresión pero hay una denuncia pública.

También en Veracruz, en el municipio de Cuitláhuac, varios pistoleros irrumpieron en la casa de campaña de José Said Castillo Blanco, candidato del partido Podemos y dispararon a discreción. En el ataque resultó herido Hugo Gutiérrez Porras, encargado de prensa del candidato, que fue reportado grave.

En Campeche fue atacada Viridiana Suárez, esposa de Óscar Rosas González, candidato a presidente municipal de Ciudad del Carmen, mientras realizaba un recorrido por la localidad. La agresión fue perpetrada por dos sujetos a bordo de una motocicleta en el fraccionamiento Santa Rita, quienes dispararon en cuatro ocasiones. La mujer resultó ilesa.

Por otro lado, en el estado de Guerrero, alumnos de la Normal de Ayoztinapa vandalizaron la casa de campaña de la candidata de Morena a la gubernatura, Evelyn Salgado Pineda, hija de Félix Salgado Macedonio. Los normalistas irrumpieron en el edificio del CEE del PRD, donde realizaron pintas, destrozaron ventanales y prendieron fuego al inmueble.

En Aguililla, Michoacán, dos soldados fueron muertos durante una emboscada. Investigaciones preliminares señalan que los autores fueron sicarios del Cártel Jalisco.

El cuerpo sin vida del morenista José Alfredo Gaspar Gutiérrez, ex precandidato a la alcaldía de Misantla, Veracruz, fue hallado en un basurero del municipio de Martínez de la Torre. Gaspar desapareció desde el 13 de mayo en Arroyo Hondo, Misantla, por lo cual Ia Comisión Estatal de Búsqueda abrió el caso 21/ SB0820U-21ZN.

El miércoles 19, Hugo Jairo Hernández, candidato del PRI a presidente municipal de Mariscala de Juárez, Oaxaca, fue víctima de un atentado a balazos. Él resultó ileso pero su hija recibió un disparo en el abdomen.

Tres integrantes de distintas campañas independientes y de Movimiento Ciudadano, fueron asesinados en una ranchería del municipio de Pahuatlán, en Puebla. Los habitantes de la región acordaron que el 6 de junio no permitirán las votaciones para renovar la Alcaldía.
En Jalisco, luego de ser amenazado con una cabeza de cerdo, Pedro Kumamoto Aguikar, candidato de Futuro a la alcaldía de Zapopan, rechazó contar con escoltas.

En Veracruz, la casa de campaña del candidato de «Podemos» a la alcaldía de Colipa, Francisco González Villa, fue atacada a balazos, de acuerdo con reportes policiacos.

La noche del miércoles 19, fueron asesinados a tiros Andrés «N», director del Centro de Reinserción Social de Lázaro Cárdenas, en Michoacán; Gonzalo «N», jefe de seguridad y un empleado más de nombre Abel «N». También resultaron heridos dos de los escoltas adscritos a la seguridad penitenciaria.

En el estado de Guerrero, Marco Antonio Arcos Fuentes, defensor de los bosques y comisario de Jaleaca de Catalán, Chilpancingo, fue asesinado por un grupo armado.

Arcos Fuentes comía en la taquería No Que No, de la colonia Omiltemi, cuando varios hombres armados ingresaron al negocio y se dirigieron al activista, que estaba con otra persona.

Pobladores de Jaleaca responsabilizaron a los tres niveles de gobierno por el homicidio, «pues no atienden la denuncia de que los grupos delictivos se roban la madera y las autoridades no hacen nada», acusaron.

El domingo 23 fue asesinado Arturo Flores Bautista, candidato a síndico propietario por Movimiento Ciudadano en Landa de Matamoros, Querétaro, esposo de Sasilja Leticia Delgado Rodríguez, candidata de este partido a la alcaldía del mismo municipio.

Emmanuel Trejo Ramírez, hermano de Jonathan Trejo Ramírez, candidato a la presidencia municipal del PRI en dicha demarcación, es el presunto homicida y se habla de un problema de drogas.

El miércoles 26 fue asesinada, en pleno acto de campaña, Alma Rosa Barragán Santiago, candidata de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Moroleón, Guanajuato, el estado donde se ha cometido el mayor número de crímenes en el país durante la presente administración.

Poco antes del ataque, la candidata subió a sus redes sociales un video en el que invitaba a los ciudadanos a asistir a la colonia La Manguita para conocer sus propuestas.

Finalmente, el sábado 29, fue atacada nuevamente la candidata de Morena, Blanca Merari Tziu, a la Presidencia Municipal de Puerto Morelos, Quintana Roo. Fue baleado su domicilio y dos escoltas resultaron gravemente heridos.

La abanderada dijo que se habían concretado las reiteradas amenazas ya que el primer atentado se registró el 5 de mayo, también en Puerto Morelos, donde se dio un enfrentamiento armado.

Para variar, una de las últimas ejecuciones se llevó a cabo en Guanajuato, donde el agente federal Víctor Manuel García Torres, originario de Veracruz, que realizaba labores de investigación en esa entidad, fue ejecutado.

Los restos de un hombre desmembrado, arrojados a las vías del tren en Pénjamo, fueron identificados como los de la víctima. La FGR no confirmó ni negó los hechos y el caso fue turnado a la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios de la Fiscalía del Estado.

Dejar respuesta