*Corrupción, despidos injustificados, sobornos, venta de plazas, nepotismo, influyentismo, amiguismo, entre otras anomalías que solapa Mauricio Sauri Vivas en la Secretaría de Salubridad de Yucatán

*La dependencia maquilla cifras del Covid-19. Con el mal uso de la estadística, engaña a la ciudadanía con gráficas que ilustran el control de la pandemia respecto a los demás Estados, mintiendo al afirmar que se está por debajo del promedio nacional

Redacción/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión De México  

Mérida. – Estela de corrupción, despidos injustificados, sobornos, venta de plazas, nepotismo, influyentismo, amiguismo, entre otras anomalías que solapa Mauricio Sauri Vivas en la Secretaría de Salubridad de Yucatán.

Además son numerosas las anomalías que prevalecen en la dependencia y hasta el momento se ha negado a dar una pronta respuesta a las irregularidades que prevalecen en las clínicas y hospitales del Estado.

Pero sobre todo, la falta de interés político de Sauri Vivas para la pronta solución a los problemas que prevalecen, pues a dos años de estar al frente de la SSY, aún no resuelve el caso de la Cámara Hiperbárica Multiplaza, la precaria calidad de la atención que se brinda en el Hospital General Escuela «Dr. Agustín O’Horán», las Villas de Transición del Modelo Miguel Hidalgo de Salud Mental y las carencias que a diario sufren los usuarios del Hospital Psiquiátrico «Yucatán», entre otras.

Incluso, médicos residentes y enfermeros del Psiquiátrico protestaron frente a la dirección general de la SSY para exigir que sean vacunados contra el Covid-19, ante el brote que prevalece en dicho nosocomio.

Al cerrar la esquina de la calle 55 con 72 del Centro Histórico se reveló que, por el momento, hay al menos siete elementos del Sector Salud infectados con la letal patología de rápida transmisión, aunado a los usuarios o pacientes contagiados.

En el nosocomio laboran cerca de 250 empleados, entre médicos y enfermeros residentes, de base, personal administrativo y de mantenimiento, quienes en conjunto atienden a más de 100 pacientes, pero hasta la fecha ninguno se ha vacunado.

Para minimizar la problemática de Covid-19 en Yucatán, la dirección de Comunicación Social del Gobierno del Estado recurre a desinformación y al maquillaje de cifras, las cuales propaga de manera oficial a través de boletines de prensa.

Con el mal uso de la estadística, el Ejecutivo Local engaña a la ciudadanía con la presentación de gráficas que ilustran el control de la pandemia respecto a las demás entidades federativas del país, destacando que se está por debajo del promedio nacional, entre otros «logros».

Con el análisis matemático del impacto del Covid-19 en Yucatán, se demostró que el Gobierno del Estado utiliza dos pesos y dos medidas para manejar la estadística relacionada con la morbilidad y mortalidad, y, lo peor de todo, en ninguno de los casos maneja la cifra real del total de habitantes que hay en Yucatán.

Por lo tanto, de manera inmediata resalta la pregunta si fue un error del Ejecutivo Local o se actuó con dolo para minimizar la problemática que prevalece en la Entidad, pues apenas el pasado jueves 22, por segunda vez desde la aparición de la pandemia en México, Yucatán está en el semáforo epidemiológico amarillo.

Una regla de tres demostró la irregularidad que prevalece en la metodología del manejo estadístico de la incidencia de contagio y de defunciones.

Tan sólo para el cálculo del índice de morbilidad o de contagio, el Ejecutivo Local establece que el número de habitantes es de dos millones 268 mil 788, mientras para el índice de mortalidad es de dos millones 533 mil 45 personas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el censo poblacional de 2010 arrojó que en Yucatán habían dos millones 97 mil 175 habitantes, mientras para 2020, la cifra fue de dos millones 320 mil 898 personas.

Es decir, el Gobierno del Estado no maneja ninguna de las dos cantidades oficiales del Inegi para el manejo de la estadística relacionada a los efectos de la pandemia.

Según el Gobierno del Estado, hasta el jueves 22, Yucatán estaba en el treceavo lugar de la tabla nacional del índice de morbilidad, pues tiene mil 615.4 casos de Covid-19 por cada 100 mil habitantes.

Asimismo, está en el peldaño 18 de la tabla nacional de índice de mortalidad, con mil 573.6 defunciones por cada millón de habitantes.

En realidad, con base al censo poblacional de 2020, el índice de morbilidad es de mil 579.1 casos por cada 100 mil habitantes, mientras el índice de mortalidad es de 171.7 por cada 100 mil habitantes.

La tasa o índice de morbilidad se define como el número de infectados por cada 100 mil habitantes en relación con la población total a lo largo de un periodo.

Mientras, tasa o índice de mortalidad se define como el número de defunciones por cada 100 mil habitantes en relación con la población total a lo largo de un periodo.

La anomalía que comete el Gobierno del Estado se puede corroborar con una regla de tres, por lo que tomando en cuenta el índice de morbilidad, el número de contagiados y los 100 mil habitantes se puede obtener la incógnita, en este caso, el número de personas que habitan en la Entidad.

Sigue a la alza

Actualmente, en el Estado son ocho los municipios que concentran la mayor incidencia de contagio de Covid-19, con más del 80 por ciento del total de casos, reveló la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

Asimismo, informó que a poco más de 13 meses de la presencia de la pandemia en la Entidad, hay 12 municipios con menos de 10 casos confirmados acumulados.

De acuerdo con el comunicado técnico diario de la SSY, hoy se registraron 81 casos confirmados activos del Coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19, distribuidos en 11 municipios, así como también seis defunciones registradas en dos poblaciones, de los cuales cinco son de Mérida y el restante de Tizimín.

A 411 días de la detección del primer caso de Covid-19 en Yucatán, ya son 37 mil 100 las personas infectadas con el letal agente biológico, con un rango de edad de un mes a 99 años.

En México, el primer infectado de Covid-19 apareció el 27 de febrero de 2020 y, 16 días después, el 12 de marzo se registró el primer caso en Yucatán.

La dependencia reveló que los primeros dos fallecimientos registrados en el Estado fue el pasado 3 de abril del  2020, es decir, 21 días después del primer caso confirmado de la pandemia.

La enfermedad tardó siete meses para estar presente en todo el Estado, pues Mérida fue el primer municipio en donde se registró la patología, el 12 de marzo de 2020, y Dzilam de Bravo fue el 106, cuyo caso se confirmó el 8 de octubre del mismo año.

Hasta hoy, la geografía de mortalidad sólo abarca 103 poblaciones, es decir, no hay occisos originarios de Chacsinkín, Quintana Roo y Tahdziú.

De acuerdo con el panorama estatal, tan sólo en Mérida hay 23 mil 335 casos, el 62.9 por ciento, es decir, dos de cada tres casos están en la ciudad capital.

El segundo municipio que concentra el mayor número de infectados es Valladolid, con dos mil 467 casos, el 6.65 por ciento; seguido de Tizimín, con mil 142 infectados, el 3.08 porcentual.

Asimismo, Kanasín es el cuarto municipio con mayor incidencia, con 986 positivos, el 2.66 por ciento; y Progreso con 971 personas afectadas, el 2.62 porcentual.

De igual forma, en sexto lugar está Ticul, con 932 contagios, el 2.51 por ciento; Umán, con 871 casos, el 2.35 por ciento; Tekax, con 594 infectados, el 1.6 por ciento; Motul, con 339 positivos, el 0.91 por ciento; y Peto, con 293, el 0.79 porcentual.

En conjunto, en estos 10 municipios está el 86.1 por ciento del total de casos y el resto está distribuido en 96 municipios.

Asimismo, 12 municipios tienen menos 10 contagiados y con nueve casos está Chacsinkín y Kantunil, seguido de Dzoncahuic, Sanahcat y Telchac Puerto, con ocho infectados.

De igual forma, con siete positivos está Quintana Roo, Tekal y Tepakán, con seis casos está Dzilam de Bravo; con cuatro está Tahdziú, mientras que con tres está Cantamayec y Mayapán.

Mortalidad

El pasado 25 de abril, en Yucatán se estableció un nuevo récord de mortalidad por Covid-19 al registrar poco más de cuatro mil defunciones.

Abril se perfiló como uno de los meses de más baja incidencia de contagio, así como de mortalidad, por lo que el Gobierno Federal, por segunda ocasión, estableció el amarillo en su semáforo epidemiológico.

De acuerdo con el comunicado técnico diario de la SSY, el pasado miércoles 28 se registraron 95 casos confirmados activos del Coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2), causante de la enfermedad Covid-19, distribuidos en 15 municipios, así como también siete defunciones, de los cuales cinco occisos eran originarios de Mérida y el resto de Oxkutzcab y Tixkokob.

A 389 días de la defunción del primer caso de Covid-19 en Yucatán, ya son cuatro mil 21 los occisos, con un rango de edad de un mes a 99 años.

En Yucatán, los primeros dos fallecimientos registrados en el Estado fue el pasado 3 de abril, es decir, 21 días después del primer caso confirmado de la pandemia.

Por lo pronto, ya se recuperaron 32 mil 493 personas infectadas, el 87.58 por ciento del total, las cuales han dejado de ser un riesgo de contagio. Es decir, hay 586 activos, 154 pacientes en hospitales públicos y el resto están en sus respectivos domicilios, ya que sus casos son leves.

El récord diario de contagios ocurridos o de morbilidad se registró el 30 de julio de 2020, con 377 casos confirmados.

En cuanto a la geografía de mortalidad, en Mérida hay dos mil 192 occisos, el 54.5 por ciento; Valladolid, con 150 defunciones, el 3.73 por ciento; Kanasín, con 110 finados, el 2.73 por ciento; Umán, con 107 fallecidos, el 2.66 por ciento; y Progreso, con 93 extintos, el 2.31 porcentual.

Asimismo, Motul con 82 muertos, el 2.03 por ciento; Ticul, con 80 decesos, el dos por ciento; Tizimín, con 78 fallecimientos, el 1.94 por ciento; Izamal, con 56 casos, el 1.4 por ciento; Tekax, con 54 lamentables pérdidas, el 1.34 por ciento; y Hunucmá, con 47, el 1.17 porcentual.

En estos 11 municipios se concentra el 75.8 por ciento del total de defunciones registradas de 2020 a la fecha, es decir, tres de cada cuatro.

Por el momento, son 12 los municipios con una incidencia superior al uno por ciento, pues hay que anexar a Acanceh, con 47 occisos, el 1.17 por ciento, por lo que los 94 restantes es inferior al uno porcentual.

De igual forma, tras la aparición de la pandemia en la Entidad, el 96.84 por ciento de los fallecidos eran originarios de Yucatán.

Es decir, del total de defunciones, 127 son foráneos, el 3.16 por ciento. La mayoría de los casos son de Campeche y Quintana Roo, también hay de Chiapas, Ciudad de México, Durango, Estado de México, Jalisco, Puebla, Tabasco y Veracruz, entre otros estados del país.

 

Dejar respuesta